Ganar dinero escribiendo artículos

Ganar dinero escribiendo artículos

GANAR DINERO

Ganar dinero escribiendo artículos hoy en día, después de haber pasado una importante crisis mundial. Todos de una forma u otra hemos salido mal parados. Solo para inversores y capitalistas, las crisis suelen ser una gran oportunidad de Ganar dinero y han aumentado su patrimonio de una forma brutal, para otros tampoco les ha ido tan mal pues les ha pillado la crisis sin deudas o no les ha afectado en su trabajo, ¡pero! seguro que todos tenemos a familiares o amigos, que perdieron su trabajo o  incluso los desahuciaron de su casa, sufriendo realmente como si fuese una espantosa pesadilla y de la que algunos aún no han podido despertar y siguen en la cuerda floja.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Entre nosotros hay muchas personas que tienen grandes cualidades que no llegan a explotar nunca, a veces porque no se informan como hacerlo o simplemente porque no tienen confianza en sí mismos.

Un ejemplo es, por el que paso un familiar mío, Antonio siempre ha sido un hombre muy trabajador, en 2005 trabajaba en una fabrica de puertas y ventanas de aluminio, según me contó hace ya algún tiempo, en la empresa tenían mas faena de la que podían hacer. A él, le iba todo estupendo, un sueldo fijo cada mes y de vez en cuando hacían horas extras.

El con su mujer y sus dos hijos Vivian en un pisito muy reducido, solo tenía dos habitaciones, una de ellas estaba bastante bien y tenían una cama grande de matrimonio y un buen armario, pero  la otra habitación que es donde dormían los niños era muy pequeña, tenia una litera y un pequeño mueblecito tipo cajonero que apenas cabía nada y mucha de la ropa de los niños la tenían en el armario de la otra habitación y donde se pudiera poner repartida en el resto de muebles de la casa, para más pesar este piso tenía muy mal la estructura porque tenía en la fachada una red de seguridad para no cayesen los trozos de fachada a la calle, ¡pero bueno se iban apañando así!.

El problema les vino cuando los niños ya necesitaban un sitio más grande para estudiar. Antes los niños de generaciones anteriores, solo necesitaban un libro y una libreta, para hacer deberes o estudiar, pero ahora la cosa es diferente, la mayoría de las tareas de colegio las tienen que hacer a través de un ordenador, antes con el  libro no hacía falta demasiado espacio ¡pero hoy! con un ordenador es diferente, tienes que tener una mesa o escritorio además de tener que enchufarlo a corriente y a la red de internet,  entre ese problema y que además no tenían ni tan siquiera una terraza para tender la ropa, ¡en fin!.. que decidieron mirarse otro piso y vender el suyo, que bueno  se lo valoran en muy poco dinero, pero no podían aguantar más esa situación y al final decidieron venderlo y dar todo lo que le pagaron del viejo piso para pagar la entrada de otro nuevo, el nuevo tenía tres habitaciones y una terraza, que no era demasiado grande pero que les iría muy bien para poner una mesa en verano para tomar un refresco y poner la ropa a tender, ¡vamos una maravilla para ellos!, hasta aquí ellos muy contentos ya tenían una habitación para cada niño donde podrían poner todas sus cosas y espacio en las habitaciones para poner un ordenador, estuvieron un año y medio que todo les iba sobre ruedas, y Antonio tenía su trabajo fijo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero en 2007 la empresa de Antonio decide cerrar puertas, porque la crisis ya estaba azotándola y no tenían apenas pedidos, por lo que no podían ganar dinero, para el esto supuso tener que ir a solicitar el paro, ¡pero! Cuando le dijeron lo que cobraría, se llevó una gran sorpresa, pues la empresa donde trabajaba había cotizado muy poco por su trabajo y le quedaron poco mas de 900 euros, esto fue un tremendo palo para él, pues estaba ganando casi 1600 euros y le bajó de golpe casi a la mitad el dinero que entraría en casa. Su mujer no trabajaba y decidió  ponerse a limpiar casas por horas, pero no se sacaba demasiado ya que como ellos la gente no estaba demasiado sobrada y la competencia hacia que se pagara poco por las horas empleadas, Antonio buscaba trabajo pero la verdad es que había muy poco empleo y los recibos de la hipoteca venían mes tras mes, a veces para poder pagar, le tenían que dejar algún familiar o amigo algo de dinero, pero al final se acabó el subsidio por desempleo, que estuvo alargando a base de ayudas hasta finales del 2009. Haciéndose ya la situación insostenible, pues no tenía forma alguna de ganar dinero. El banco empezó a mandarle notificaciones ya que no cobraban la hipoteca y al final los desahució del piso, ¡sí! así sin contemplaciones por parte del banco y encima con una deuda por pagar de más de 20 años. Antonio Ya estaba Desesperado, sin saber que hacer no paraba de hechar currículos en todas partes, pero nada no le salía trabajo.

 

 

 

 

 

 

 

Un día casualmente cuando leía el periódico, vio un anuncio en el que ofrecían un poco de dinero por escribir artículos para blogueros y otros, a el de siempre le gustó mucho escribir, de hecho, en el instituto a veces les escribía las cartas a las chicas de los amigos, como si fuesen ellos las que las escribían, pues él es una persona que destaca por tener una imaginación increíble. ¡Sin tener nada que perder! quiso informarse sobre este anuncio, simplemente por saber de que iba, por lo que decidió  llamar al teléfono que venia en el anuncio y le concertaron una entrevista, a la que fue sin mucho animo ya que no creía que eso fuese una forma de ganarse la vida, pero si no tenía nada, le podía valer aunque fuese para comprar algo de casa, pues bien cuando salió de la entrevista, y con una carpeta llena de currículos recorrió  todo el polígono industrial echando buzón por buzón e intentando conseguir que en alguna de las empresas le atendiesen para conseguir alguna entrevista, pero sin éxito, después de casi 2 horas en ese polígono, se fue ya para casa de sus suegros, que era donde estaban viviendo desde que los echaron del piso, ¡y la verdad que muy desanimado! Cuando llegó, su mujer y su suegro le preguntaron como le fue la entrevista, Antonio con voz desanimada lo explico y como dando poca esperanza de que eso resultara, el suegro al verlo así empezó a animarlo ya que la hija (la mujer de Antonio) le había explicado en reiteradas ocasiones las cartas tan bonitas que Antonio la había escrito durante el noviazgo o incluso estando casados, después, también su esposa empezó ha animarlo y recordándole todas esas cartas. El vio tanto entusiasmo en ellos que incluso llegó a sentirse casi importante, ¡tras esa noche! Antonio empezó a escribir poniendo  mucha pasión en sus escritos, pues esa noche llegó sentirse tan alagado por su suegro y esposa que se sentía en la obligación de no defraudarlos.

La empresa para la que escribía los artículos, poco a poco notó que los escritos que les traía eran de mucha calidad, escritos que trataban de temas muy variados y que el adornaba con frases muy elegantes, entonces fascinados por lo bien que lo hacía, decidieron proponerle trabajar con ellos por un sueldo fijo y con contrato también fijo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo de Antonio es una historia que me ha valido mucho en la vida, Una historia que me ha inspirado y me ha dado el valor suficiente para no desesperar en tiempos difíciles y a sacar partido de cualidades mias que ni yo mismo sabía que tenía. y que desde hace algún tiempo yo estoy haciendo lo mismo que él y gracias también a un anuncio que hoy voy a compartir contigo, por si quieres también tener éxito escribiendo y ganar dinero.

 


También te puede interesar el siguiente post. 

Descubre Cómo Gané Miles de Dólares.