Aceite de coco

Aceite de coco

 Aceite de coco

Aceite de coco ¿qué es?

Coco (Cocos nucifera)

Aceite de coco es un aceite o de origen vegetal, es conocido también como manteca de coco, y se extrae del prensado de la pulpa de los cocos (Cocos nucifera) Es utilizado en la cocina como aceite de freír, en la elaboración de productos de panadería y pastelería, también en la elaboración de productos cosméticos o aplicado directamente en el cuerpo y pelo.

En su consumo alimentario.

El Aceite de coco es aconsejable no abusar de su consumo, debido a su alto contenido de grasas saturadas, hasta un 90%. Contiene una gran proporción de ácido láurico, una grasa saturada que eleva los niveles de colesterol en la sangre, aumentando el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Riesgo cardiovascular

 

¿Que uso le podemos dar?.

Aceite de coco-cabello-sano

El aceite de coco en el cabello es ideal para reducir la pérdida de proteínas y restaurar el daño causado y también como preventivo, manteniendo el cabello en buen estado.

Retiene la humedad, este aceite tiene la virtud de tardar en descomponerse y también le cuesta evaporarse, siendo estable, por lo tanto no deja escapar la humedad,  manteniendo el cabello húmedo y suave, evitando la rotura de sus puntas.

Es un gran acondicionador para el cabello. si se usa en caliente ayuda a mantener el pelo suave y brillante, aplícate un poco de aceite caliente por la noche y lavándose por la mañana, conseguirás tener un pelo sano, fuerte y acondicionado. (Repetir una o 2 veces por semana).

También se utiliza para luchar contra la caspa. Si mezclas un poco de aceite de coco y aceite de recino con agua templada, y te aplicas la mezcla haciendo un suave masaje, después de un rato te lavas el pelo y verás como después de utilizar esa mezcla durante poco tiempo, dirás adiós a la caspa.

Para el cuerpo y la cara.

Es un buen hidratante para la piel y es utilizado en la elaboración de productos cosméticos, champú, jabón, cremas etc.. Los ácidos grasos y las vitaminas que contiene previenen la formación de arrugas e hidrata toda la piel de nuestro cuerpo y cara, basta con echar en los dedos una pequeña cantidad de aceite de coco y masajear con suavidad sobre la piel seca. Es una buena forma de fortalecerla e hidratarla, retrasando la aparición de los signos de envejecimiento.

También es muy efectivo para el tratamiento contra el acné, para hidratar los labios resecos, siendo incluso más efectivo que la vaselina que se suele usar para esos tratamientos, por su gran poder de hidratación también se utiliza para reducir las extrias.

Estrías

Este aceite mezclado con las cremas que usas habitualmente, (hidratante, limpiadora etc..) refuerza notablemente los resultados.

 

OTRAS ENTRADAS DEL BLOG

Deja un comentario